Sabías que… la consolidación de la memoria de largo plazo sucede mientras dormimos

Así lo evidencia un reciente estudio publicado en la revista Nature realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Tuebingen en Alemania, del que forma parte la neurocientífica chilena Marión Inostroza. La consolidación de la memoria de largo plazo ocurre en la estructura cerebral llamada hipocampo y esto sucede durante nuestras horas de sueño.

¿Cómo ocurre este proceso? Si por ejemplo, estamos aprendiendo las regiones de Chile, el hipocampo no intervendrá en un primer momento (memoria de corto plazo), lo hará cuando necesitemos recuperar esta información (memoria de largo plazo). El hipocampo funciona correctamente mientras dormimos un sueño profundo (“ondas lentas”) por lo que resulta fundamental que todos descansemos las horas necesarias para consolidar entre otras cosas nuestra memoria episódica, esa que tiene que ver con la propia autobiografía, con los hechos que nos ocurren en el día a día. Este proceso no solo implica recuperar la información, sino también asimilar e integrar la nueva información con la que ya tenemos en nuestro cerebro.

Sin embargo, tal como señala el científico Diego Golombek hoy vemos el sueño como una “comodidad”. Valoramos más la vigilia, el estar despiertos y activos. Los datos disponibles indican que en los últimos 100 años hemos reducido en una o dos horas el tiempo de sueño, lo que es muchísimo. Es muy probable que el hábito de quedarnos dormidos “acompañados” por pantallas, cuya luz emite una longitud de onda verde azulado, termine estimulando el reloj biológico, indicándonos que es de día cuando no lo es.

La recomendación de los expertos (National Sleep Foundation) es que de acuerdo a la edad se duerma un determinado número de horas:

  • Recién nacidos (0-3 meses): lo ideal es que duerman entre 14-17 horas cada día, aunque también es aceptable que lo hagan entre 11 y 13 horas. Lo que no se aconseja es dormir más de 18 horas.
  • Bebés (4-11 meses): se recomienda que duerman entre 12-15 horas. También es aceptable que descansen entre 11 y 13 horas, pero nunca más de 16 o 18 horas.
  • Niños pequeños (1-2): no es recomendable que duerman menos de 9 horas y más de 15 o 16. Lo que se aconseja es que descansen entre 11 y 14 horas.
  • Niños en edad preescolar (3-5): entre 10-13 horas sería lo adecuado.
  • Niños en edad escolar (6-13): lo recomendable sería dormir entre 9 y 11 horas.
  • Adolescentes (14-17): el rango de sueño aumentó en una hora a 10,08 horas
  • Adultos más jóvenes (18 a 25): entre 7-9 horas al día, y no menos de 6 ni más de 10-11.
  • Adultos (26-64): lo ideal sería dormir entre 7 y 9 horas.
  • Adultos mayores (de 65 años): lo saludable es descansar entre 7-8 horas al día.

Lamentablemente, de acuerdo a los datos, se estima que cerca de un 30% de los niños y niñas padecen alguna alteración relacionada con el sueño y tal como señala un artículo publicado en la Revista de Pediatría (2013), en Chile alrededor del 63% de estudiantes de 4º año básico y del 74% en 8º básico sufren privaciones de sueño (insomnio, somnolencia excesiva, entre otras).

En este contexto, es muy relevante generar consciencia acerca de la importancia de tener hábitos de sueño saludables, valorando el buen dormir en todas las etapas de la vida junto con desarrollar mecanismos de autorregulación que contribuyan a nuestra salud y a nuestro aprendizaje.

Algunas recomendaciones:

  • Diseña una rutina para ir a dormir a una hora definida.
  • Realiza una actividad suave, como caminar o relajarte antes de dormir.
  • Intenta ver el último programa de televisión o trabajar con el computador al menos una hora antes de ir a dormir.
  • Procura ver televisión en una habitación distinta de tu dormitorio.
  • Diseña tus actividades de estudio o trabajo considerando las horas recomendadas de sueño.

Gilda Bilbao
Directora Programa de Formación Pedagógica
gildabilbao@udd.cl

 

Referencias Bibliográficas
https://scielo.conicyt.cl/pdf/rcp/v84n5/art12.pdf
https://m.elmostrador.cl/cultura/2019/01/19/diego-golombek-y-la-cronobiologia-el-gran-ladron-de-tiempo-es-un-tal-thomas-edison/
https://www.nature.com/articles/s41586-018-0716-8
https://www.sleepfoundation.org/

Compartir