“Súper Equipos”, un proyecto gestado en nuestras aulas

Éste es un proyecto que nace en el marco de la asignatura de Tecnología, dictado en el Programa de Formación Pedagógica (PFP) donde Josefina Latorre obtuvo, en 2016, su título de profesora de enseñanza media con Mención en Tecnología. Previamente había estudiado Actuación en la Universidad Católica de Chile y realizado el MBA en la Universidad del Desarrollo, además dictaba clases en el Newland School y en un colegio Subvencionado en Lampa.

Súper Equipos es una plataforma de generación de grupos que aplica para establecimientos escolares, donde se requiere en innumerables ocasiones la creación de equipos de trabajo para la realización de tareas, trabajos o pruebas que se dan en un día, semanas, semestralmente o incluso durante todo un año. Durante este 2017 se implementará en el Newland School, a modo de marcha blanca, donde ya se capacitó a los profesores para su uso.

Esta herramienta permite al profesor hacer una evaluación posterior a la actividad, e identificar si los alumnos son activos o pasivos, vincularlos a un rol determinado dentro del equipo de trabajo como líder, creativo o realizador. “La idea es que el sistema va a ir mezclando roles en la generación de nuevos grupos para el futuro, entonces los alumnos tendrán la oportunidad de desarrollarse en un rol o en varios, dependiendo de sus distintos grupos de trabajo… Los roles no son buenos ni malos, simplemente son y se dan de manera natural”, afirma Josefina, “Esto motiva a los estudiantes a trabajar en equipo de manera natural, y ejercita las habilidades asociadas de Adaptabilidad, Flexibilidad Reflexión crítica y Responsabilidad en los alumnos”, puntualiza.

Súper Equipos es una plataforma que viene a mejorar la dinámica de formación de grupos de trabajo dentro de las clases, ya que los define en forma aleatoria y rápida. El dinamismo de este desarrollo tecnológico cuenta con varias opciones de intervención, en la que por ejemplo el profesor puede designar cabezas de grupo, y formar los equipos en el que esos alumnos queden separados. “Éste es un recurso motivador para el aprendizaje y resolutivo, porque cuando el profesor ‘aprieta el botón’, los niños van a estar expectantes a ver con quién les va a tocar, y se van a evitar comentarios como: ‘Ay miss, me puso con este porque me tiene mala barra…’”, comenta Josefina.

En un sentido global, ¿Cuál crees que es el aporte de implementar Súper Equipos en un establecimiento educacional?

“Tiene beneficios en relación a tres dimensiones, primero en que los estudiantes desarrollan la competencia de Trabajo en Equipo y las habilidades asociadas que son la comunicación, la adaptabilidad y la flexibilidad, además de la reflexión crítica y responsable, por medio del desarrollo de la creatividad, el sentido social, la conciencia ambiental y el espíritu emprendedor de los estudiantes… para el profesor es un recurso didáctico que ayuda a que los niños desarrollen lo que el ministerio nos está exigiendo y el colegio nos está pidiendo… y para el establecimiento es una herramienta y una evidencia tangible que demuestra que se está trabajando para que el niño desarrolle esta competencia y habilidades. Cuando termina el año o el semestre, el profesor va a poder obtener un perfil del niño con respecto a si es activo o pasivo en las distintas asignaturas”.

¿Qué relevancia tuvo para ti haber realizado el Programa de Formación Pedagógica, y más específicamente la especialización Tecnológica en la gestación de este proyecto?

“Para mi formación como profesora fue un acierto, me aportó muchísimo haber hecho el PFP para poder planificar y ver cómo trabajar habilidades en Tecnología… éste es un ramo muy necesario en el currículum escolar, que trabaja firme la competencia del Trabajo en Equipo, la Consciencia Social, la Consciencia Natural… para mí lo mejor del PFP fue haber estado en Tecnología…En el ramo ‘Seminario de Proyecto de Innovación Educativa’ que dicta Claudio Pizarro, nos piden descubrir una habilidad descendida en el curso en que estamos haciendo la práctica, o que estamos observando, y a través de la teoría fundamentada, nosotros hacemos una entrevista semiestructurada a las profesoras del curso (que en este caso era yo) y a las profesoras del paralelo… yo además hice una entrevista a los estudiantes y ahí fui descubriendo que no estaban acostumbrados a mezclarse todos con todos en clases, siempre trabajaban los mismos con los mismos, entonces, en el momento en que yo los separé se desordenó la clase… ahí yo dije ‘ésta es la habilidad que está descendida’, y conversando con mis compañeros y el profesor de Didáctica Sebastián Godoy, fui determinando lo que tenía que hacer. Yo quería hacer un generador de equipos de trabajo y ahí comencé a juntarme con programadores, para desarrollar esta plataforma que era muy simple al inicio, pero a medida que se va comentando con compañeros y profesores, va generando nuevos requerimientos”.

Compartir