Sabías que… La enseñanza de un idioma extranjero a través de unidades temáticas tiene gran impacto en el proceso de aprendizaje    

En nuestro país muchos establecimientos enseñan inglés desde la educación básica, es decir, los alumnos estudian inglés como idioma extranjero durante toda su etapa escolar. Los resultados, sin embargo, no muestran un avance significativo en relación a la capacidad de los estudiantes para establecer una comunicación genuina en el idioma extranjero inglés. Para mejorar estos resultados debemos reformular la manera de enseñar un idioma extranjero.

La enseñanza de inglés a niños debe considerar la forma en que ellos aprenden. Si tomamos en cuenta lo anterior, podemos decir que enseñar un idioma extranjero a través de unidades temáticas es un método que puede llevar a los alumnos a disfrutar y ser exitosos en el proceso de aprender un idioma nuevo.

La enseñanza por temas entrega un contexto. Recordemos que el propósito de aprender un idioma es establecer la comunicación, ya sea en forma oral o escrita. En la vida real, la comunicación siempre se da dentro de un contexto que tiene sentido para las personas que participan de la interacción. Este mismo principio se aplica al aprendizaje de una lengua extranjera. Curtain y Dahlberg (2010) concluyen que contextos significativos y apropiados a la edad de los aprendices proporcionan la mejor ayuda para el desarrollo del idioma.

Al momento de planificar una unidad temática se deben considerar dos puntos: el tema y las actividades. Lo primero es elegir un tema apropiado en relación a la edad, necesidades e intereses de los estudiantes. Una buena opción es elegir un tema que sea parte del currículum nacional porque de esta manera se facilita la conexión con conocimientos previos. Este tipo de elección funciona particularmente bien en países como Chile, donde el idioma inglés no es parte de la vida cotidiana de los estudiantes. Por tanto, en caso de estar usando un libro como guía, se deberán elegir aquellos temas que son familiares para la realidad de los alumnos chilenos. El siguiente paso es el diseño y secuencia de las actividades. Éstas siempre deben entregar un contexto de modo que se establezca una comunicación genuina y el idioma inglés sea el instrumento para comunicarse. Es decir, no basta con enseñar vocabulario, canciones, rimas y juegos. El uso del idioma para comunicar un mensaje debe ser parte de toda clase de inglés.

La enseñanza del inglés a través de unidades temáticas nos da la oportunidad de considerar las características e intereses de los niños al mismo tiempo que entrega un contexto para establecer una comunicación genuina. El trabajo sistemático con unidades temáticas puede ayudar a nuestros estudiantes a mejorar significativamente su competencia en el idioma extranjero inglés.

Carmen Gloria Garrido
Directora
Programa de Formación Pedagógica
Concepción
Referencias bibliográficas
Brumfit, C. (1991).Teaching English to Children. London: Collins ELT.
Curtain, H., & Dahlberg, C. A. (2010). Languages and children:  Making the match (4th ed.). New York:  Pearson Allyn & Bacon.

 

Compartir