¿Sabías qué las habilidades socioemocionales de un educador son claves para que sus estudiantes aprendan?

Por María José Palmero B.

mjpalmero@udd.cl

Coordinadora Área Psicología

Patricia Jennings y Mark Greenberg (2008) proponen el modelo prosocial de la sala de clases y focalizan su propuesta en las competencias socioemocionales del educador, necesarias para generar aprendizaje en sus estudiantes ya que es capaz de establecer una relación de bienestar ya que se preocupa de ayudar a sus alumnos a desarrollar habilidades sociales también. Las competencias socioemocionales que proponen son las siguientes:

  1. Autogesión: Capacidad de regular las propias emociones, pensamientos y comportamientos de manera efectiva en diferentes situaciones. Esto incluye: manejar el estrés; controlar los impulsos; motivarse a uno mismo; trabajar hacia el logro de metas personales y académicas.
  2. Atoconsciencia: Capacidad de reconocer con precisión las propias emociones y pensamientos y cómo influencian el comportamiento. Esto incluye evaluar las propias fortalezas y limitaciones, poseer un sentido bien fundado de confianza y optimismo. Reconocen sus emociones sus patrones emocionales y tendencias y sabe cómo generar y usar emociones positivas para motivar el aprendizaje en sí mismos y otros.
  3. Toma de desiciones responsables: La capacidad de tomar decisiones constructivas y respetuosas sobre el comportamiento personal y las interacciones sociales basadas en la consideración de las normas éticas, los problemas de seguridad, las normas sociales, la evaluación realista de las consecuencias de las diversas acciones, y el bienestar de sí mismo y los demás.
  4. Gestión de relaciones: Capacidad de establecer y mantener relaciones sanas y satisfactorias con los diversos individuos y grupos. Esto incluye la comunicación clara, la escucha activa, cooperación, resistencia de presión social inadecuada, negociación de conflictos de manera constructiva, y buscar y ofrecer ayuda cuando sea necesario. Construyen relaciones sólidas d apoyo a través de la comprensión mutua y cooperación.
  5. Consciencia social: Capacidad de ponerse en el lugar del otro y empatizar con otras personas de diversos orígenes y culturas, entender las normas sociales y éticas que rigen el  comportamiento, y reconocer la familia, la escuela y la comunidad como recursos de apoyos. Saben cómo sus expresiones emocionales afectan sus  interacciones con los demás. Reconocen y entienden sus emociones y las de los demás.

De esta manera, los educadores competentes establecen el clima de aula positivo mediante el desarrollo de relaciones de apoyo alentadores con los niños, diseño de clases y actividades que se basan en las fortalezas y habilidades de ellos (niños/as), utilizan pautas de comportamiento que promuevan la motivación intrínseca, educan a los niños a través de las situaciones de conflicto que surgen en la cotidianeidad. Fomentan la cooperación entre los niños. Es un modelo para la comunicación respetuosa y apropiada y para expresiones de conducta prosocial.

No sólo influyen por la forma en cómo enseñan, sino también por la forma en cómo se relacionan y modelan habilidades socioemocionales.

¿Cuáles son aquellas habilidades socioemocionales que consideras que has desarrollado y cuáles son aquellas que consideras que necesitas seguir desarrollando?

Compartir