¿Por qué tus estudiantes no siempre logran cambiar?

¿Por qué tus estudiantes no siempre logran cambiar?

Por María José Palmero B.

mjpalmero@udd.cl

Coordinadora Área Psicología

Facultad de Educación

¿Cuántas veces has intentado que tus alumnos cambien en algo, pero no lo logras? A pesar de que te esfuerces utilizando distintas estrategias  como: hablar con él (ella) mostrándole la importancia de que cambie, hablar con sus papás, anotarlo, premiarlo, darle tiempo, retarlo, etc., no lo logras…

El Modelo de James Prochaska propone cómo cambiamos las personas y que el cambio es alcanzado en etapas con una serie de condiciones.

La clave para que favorezcas el cambio en tus estudiantes está en entender si ellos están listos o no para cambiar, detectar en qué etapa del proceso de cambio están y qué estrategias debes realizar para ayudarlos a avanzar en dicho proceso.

Para entender las etapas del cambio, imaginemos el caso de Cristina, profesora de cuarto básico, quien ha intentado todo el semestre que Cristóbal estudie para sus pruebas, a pesar de que él no quiere hacerlo.

Cristóbal se encuentra en la etapa de pre-contemplación, ni siquiera sabe que tiene un problema, por lo que lo mejor que puede hacer Cristina es no juzgar, no apurar, no confrontar ni convencer a Cristóbal a que estudie más, sino crear un clima tal que le permita explorar los beneficios del cambio (sin provocar resistencia), identificando las desventajas de la situación actual. Luego de que la profesora intente esto, es posible que Cristóbal avance a la etapa de contemplación, donde reconozca que no estudiar le genera un problema (por sus bajas notas o discusiones con sus papás, por ejemplo), pero no se siente preparado para hacer algo al respecto. En esta etapa, Cristina deberá mostrarse empática (mostrándole que entiende sus dificultades para cambiar), a la vez que lo invita a activarse emocionalmente, a darse cuenta de que la vida sería mejor si lograra estudiar y sacarse mejores notas. Por otra parte ayudará si le ofrece alternativas de cómo podría lograrlo, disminuyendo los obstáculos él mismo que visualiza.

En la siguiente etapa, de preparación, Cristóbal sentirá mayor confianza y compromiso en su decisión de estudiar y necesitará reflexionar sobre los pasos específicos que deberá realizar para poder cambiar. Su profesora será de gran ayuda para planificar con él el, los pasos para lograrlo (por ejemplo planificar hábitos y rutinas al llegar a la casa). Al estar listo para la etapa de acción, hará lo contrario al comportamiento problema, es decir, llegará a la casa a estudiar o tendrá ordenado su lugar de estudio. Para esta etapa, será importante que su profesora lo ayude a evitar estímulos que provocan la falta de estudio, uso de recordatorios, modificar las consecuencias de la conducta problema y reforzarlo cada vez que lo logre (para esto, el trabajo en equipo con los papás en la casa es fundamental).

El proceso de mantención del cambio es lo más difícil ya que Cristóbal podría sentirse confiado, olvidar lo difícil que fue lograr estudiar, y recaer. Aquí su profesora será crucial para apoyarlo en renovar constantemente el compromiso a estudiar y monitorear su pensamiento (sus deseos de volver a la conducta anterior y dejar de estudiar). Finalmente, decimos que el proceso de cambio ha concluido (etapa de terminación), cuando Cristóbal logre una nueva auto imagen, donde él se llame a sí mismo “estudioso”, o bien se defina como que le gusta estudiar y preparar sus pruebas. Cuando ya no se siente tentado a dejar de estudiar y esté convencido de que puede seguir estudiando y disfrutando de sus buenas notas.

Es importante que sepas que el tiempo que cada persona demora en cada etapa es personal, por lo que deberás estar atento al proceso de cada uno(a) de tus alumnos(as).

Compartir