Leticia Britos, especialista en Design Thinking visitó la Facultad

El día miércoles 19 de diciembre la especialista visitó el Liceo Bicentenario de Excelencia San Pedro de Puente Alto y la Facultad de Educación y Humanidades.

Leticia Britos, bioquímica especialista en innovación y profesora de Ingeniería de la Universidad de Stanford, visitó  la Universidad del Desarrollo, a través del Instituto de Innovación Interdisciplinaria, iCubo. En su visita, realizó capacitaciones a los profesores del Liceo Bicentenario de Excelencia San Pedro de Puente Alto y a los integrantes de la Facultad de Educación y Humanidades sobre el Design Thinking, con enfoque en el aprendizaje desde la creatividad.

En las actividades los profesores e integrantes de la facultad tuvieron que ejercitar la creatividad y la búsqueda de soluciones, viendo los problemas como oportunidades, a través del Design Thinking, en donde se exploraron metodologías para la enseñanza y el aprendizaje de creatividad e innovación, con el objetivo de brindar a los estudiantes las herramientas para desarrollar la confianza en su capacidad creativa para poder enfrentar los grandes desafíos en diversas áreas.

Según Britos, el gran aporte del Design Thinking es que además de generar ideas, busca generar empatías y entender las perspectivas de la persona para quien se está solucionando un problema, identificándolos y comprendiéndolos de mejor modo. “Con el Design Thinking se logran definir los problemas, idear distintas soluciones, prototipar y hacer tangibles esas ideas, para finalmente testearlas con los usuarios y ver cuál funciona mejor o si se deben realizar modificaciones”, expresó Britos.

Respecto a la educación formal, la especialista comentó que la mayoría de las estrategias educativas tienden a la convergencia, hacia una solución única, y que esto perjudica e inhibe la creatividad de los alumnos y el amor por aprender. “El peor crimen que la educación puede hacerle a un niño es quitarle ese amor por aprender que todos tenemos cuando pequeños, cuando la curiosidad por el funcionamiento de las cosas es el motor de la creatividad”, enfatizó Britos, agregando que “la educación formal mide soluciones que tienen respuestas numéricas, de una sola solución, y una vez que el alumno encuentra esta solución, el aprendizaje se acaba”.

Leticia Britos, quien ha trabajado la metodología del Design Thinking con cientos de docentes y alumnos de varias partes del mundo, aseguró que el espacio es fundamental para el desarrollo de la creatividad e innovación. “Lo que tiene que hacer el sistema educativo es permitirnos seguir desarrollando la capacidad de observación, interacción y experimento, que si no se practica, se va perdiendo. La educación muchas veces nos da las respuestas a preguntas que no nos hemos planteado, y de esta manera se liquida la creatividad. Faltan espacios flexibles, lúdicos, en donde las manualidades, la construcción, el trabajo en equipo y el experimento sean métodos recurrentes en la enseñanza”, concluyó la experta.

Compartir