Buenas Prácticas en mi Práctica - Sofía Almeida

Buenas Prácticas en mi Práctica – Sofía Almeida

Sofía Almeida
Pedagogía en Educación Básica

Durante la carrera me ha tocado estar en distintos contextos de prácticas. Este semestre estuve en el colegio Padre José Kentenich, ubicado en la comuna de Puente Alto, un establecimiento de dependencia particular subvencionado, que cuenta con enseñanza parvularia, básica y media. Estuve acompañando al primero básico B, un curso mixto que cuenta con distintos niveles de aprendizajes, según las observaciones que se realizaron durante el semestre.

Como menciono anteriormente, he tenido la oportunidad de estar en distintos contextos y uno aprende mucho de cada uno de ellos, siendo una experiencia fundamental para nuestro desarrollo como futuros docentes. La práctica me permite prepararme de a poco, y conocer los distintos escenarios donde podría hacer clases. Específicamente con la Práctica IV pude ver la gran importancia que tenemos los profesores al momento de enfrentarnos a un curso. Nosotros somos los pilares de los estudiantes y sus modelos, por lo que cumplimos un rol de ejemplo y respeto para la mayoría de ellos.

Durante esta práctica nos enfocamos en la Práctica de Alto Impacto 2: “Explicar y modelar contenidos”, investigando y estudiando las distintas estrategias que existen para poder llevar a cabo un aprendizaje significativo para los estudiantes, realizando 3 intervenciones de 45 minutos cada una.

Antes de realizar las intervenciones, siempre aparecen los nervios, pero la Facultad nos ha dado instancias muy importantes para llegar bien preparados. Realizamos simulaciones de las planificaciones que debíamos desarrollar, teniendo mucho apoyo tanto de las profesoras, como de nuestras propias compañeras, que son fundamentales para poder modificar o mejorar ciertos aspectos de las planificaciones, que nos llevaban a realizar una exitosa clase en el colegio.

Después de las intervenciones, muchos de mis estudiantes se acercaban para contarme cosas respecto al tema que habíamos tratado, como por ejemplo cuando vimos los números ordinales, ellos me decían dónde se podían presentar estos números y cómo en ejemplos de sus propios recreos también estaban presentes.

Son en casos como estos que me doy cuenta de lo importante de mi profesión, de cambiar la manera de enseñar, haciéndola más entretenida, significativa y generar un cambio en los niños. La educación necesita que seamos Agentes de Cambios para sacar a nuestros alumnos adelante y a través de ellos, cambiar el mundo.