Buenas Prácticas en mi Práctica - Constanza Ormazabal

Buenas Prácticas en mi Práctica – Constanza Ormazabal

Constanza Ormazabal
Estudiante Pedagogía en Educación Básica

A lo largo de la carrera he podido efectuar diversas prácticas, cada una con un enfoque diferente así como una realidad opuesta, dándome así las diversas aristas presentes en la educación. Este año me tocó realizar mi Práctica IV en un establecimiento muy diferente a los anteriores, siendo este el Colegio Eliodoro Matte Ossa, ubicado en la comuna de San Bernardo, una institución perteneciente a la Red SIP y con altos índices de vulnerabilidad social.

El curso que me tocó acompañar a lo largo de este semestre corresponde al 1°básico B, un curso mixto y muy variado, tanto en lo personal como en lo familiar, cada alumno presentaba una historia diferente de vida, así como un ritmo de aprendizaje que pude ir notando y potenciando a lo largo de mi práctica.

Debo mencionar que esta institución utiliza en enseñanza básica el “Método Matte”, el cual yo desconocía, pero gracias al apoyo de las profesoras colaboradoras del centro, así como su disposición a enseñarme, pude aprender y utilizarlo sin mayores problemas, incorporando así herramientas y un nuevo método para mi formación como futura profesora de enseñanza básica.

Una gran oportunidad que se daba para poder intervenir y aportar en los ritmos de aprendizaje de los alumnos, así como en la gran diversidad dentro del aula (tipos de inteligencias, fortalezas, debilidades, entre otras) fueron las tres intervenciones de 45 minutos que pude efectuar, donde uno de mis enfoques correspondía a “generar un aprendizaje significativo, con sentido y asociado a sus conocimientos previos, así como también participación por parte de todos los estudiantes”. Este enfoque no se podría haber llevado a cabo si no fuese por la constante colaboración y apoyo de nuestras profesoras de la Universidad, así como las instancias de simulación de clase, las cuales fueron clave a la hora de efectuar una clase en el centro de práctica y que ésta fuese efectiva y cumpliese con las expectativas, debido a que dentro de las simulaciones al ser un ensayo previo, se realizan recomendaciones como también los ajustes correspondientes para una clase efectiva.

Cada día pude notar como de una u otra forma los estudiantes trataban de llamar mi atención, contándome sus historias o anécdotas, convirtiéndome así en una persona importante para ellos, a la cual le pedían ayuda no solamente para temas relacionados a alguna asignatura, si no para contarme sus problemas y hacerme parte de su vida. Hoy más que nunca, luego de tres prácticas anteriores, puedo decir que confirmo más mi vocación por esta hermosa carrera, en la cual he podido observar el impacto que se puede generar en la vida de un niño, tanto en el aula como fuera. Cada día me convenzo más que somos nosotros los que podemos, mediante la educación, generar un cambio y transformar vidas, formando niños íntegros y potenciando sus fortalezas.