Colaboradores de nuestra Facultad se capacitan en Observación y Retroalimentación de Aula

Con éxito se desarrolló el curso de perfeccionamiento docente “Aplicar un modelo efectivo de Observación y Retroalimentación de Aula”, desarrollado por Aptus para tutores, cotutores, egresados, didactas y miembros de nuestra Facultad, además de docentes y colaboradores de nuestros Centros de Práctica, de las carreras de Pedagogía en Educación de Párvulos, Pedagogía en Educación Básica con mención Inglés y el Programa de Formación Pedagógica.

Alrededor de cinco meses duró esta capacitación que tenía como principal objetivo desarrollar las competencias necesarias en los líderes escolares para gestionar e implementar un sistema efectivo de observación y retroalimentación que promueva un mayor aprendizaje de los estudiantes, a cargo de la docente Camila Lecaros.

Judith Campos, profesora de Saint George’s College y participante de este curso, destaca la iniciativa de la Facultad de Educación UDD, de ofrecer este curso para su comunidad académica: “creo que es un “deber” de las facultades de educación, contribuyendo a la excelencia de la práctica docente; en ese sentido, la UDD da un paso importante al extender estos cursos a sus centros de práctica, abriendo un espacio que permita compartir experiencias, reflexionar, y enriquecer las formas de acompañamiento (observación y retroalimentación efectiva) a los profesores, lo que permitirá a futuro establecer criterios comunes acerca de lo que entendemos por excelencia en el ejercicio de nuestra profesión”.

Asimismo, evalúa la experiencia, afirmando que “fue un curso estructurado, con propósito bien definido, en el que su relatora Camila Lecaros usó una didáctica interactiva que permitió, a partir de la teoría de Bambrick acerca de la observación de clases y retroalimentación efectiva, reflexionar acerca de cómo incorporar estos elementos a la realidad educativa en la que cada persona está inserta. Este modelo entrega elementos eficaces en términos de cómo acompañar a los profesores en su proceso de mejora continua, a través de un plan de trabajo sistemático, en beneficio directo del aprendizaje de nuestros estudiantes. Estos logros son posibles en la medida que detectamos y retroalimentamos en forma graduada y sistemática, estableciendo metas. Esta forma de acompañar el desarrollo profesional estimula la confianza del docente en su propia gestión y en la consecución de nuevos desafíos”.

Por su parte, Isabel Aguirre, encargada del Área de Lenguaje primer ciclo, en el Colegio San Damián de Molokai de Fundación Belén Educa, evalúa este curso como “muy productivo, ya que me permitió mejorar mis prácticas y lograr los desafíos que se presentan en mi trabajo. Creo que me ayudó a desarrollar las competencias necesarias para llevar a cabo correctamente mi trabajo, y como establecimiento, nos permite ir mejorando las prácticas de todos los profesores y aumentar el aprendizaje de nuestros alumnos. Agradezco mucho a la Facultad de Educación UDD por este tipo de iniciativas, ya que da la oportunidad a diferentes colegios de empaparse de este modelo de observación y retroalimentación. Además se encarga de entregar ciertas técnicas que ayudan a mejorar de manera constante el trabajo de los profesores, lo cual es un desafío que tenemos como país, sobre todo en establecimientos de contextos vulnerables”.

Compartir