Buenas Prácticas en mi Práctica – Isidora Mandiola

Buenas Prácticas en mi Práctica – Isidora Mandiola

Isidora Mandiola
Estudiante Pedagogía en Educación Básica con Mención Inglés

Al entrar a la carrera no tenía muchas expectativas; tenía claro qué era lo que yo quería, pero no sabía cómo iba a ser mi experiencia. Luego de haber vivido este primer año, siento que como profesora en formación he cambiado en todo sentido, mi forma de pensar, de ver el mundo y de ver la importancia de lo que estoy estudiando.

Específicamente, tras haber realizado mi práctica inicial, siento que aprendí muchísimo, todo lo que veía en clases, después podía aplicarlo en el colegio en donde estaba y me di cuenta que eran estrategias muy útiles.

Mi centro de práctica era el Colegio Sagrado Corazón, de la Corporación Aprender, en Lo Espejo, y todos mis alumnos tenían un estilo de vida, tanto personal como familiar, completamente distinto a lo que yo conocía. Por lo mismo, el poder estar con ellos y aportar mi granito de arena para mí fue una de las cosas más gratificantes de la vida. Sin duda, siento que aprendí mucho de los alumnos, ya que, cada momento para mí era nuevo y era una nueva oportunidad de aprendizaje. Dentro de estas oportunidades estaban las intervenciones, las cuales agradezco mucho. La preparación previa y esfuerzo que se aplicaba a cada una valía la pena cada vez que las realizábamos con mi pareja, y veíamos la reacción de los alumnos. En este proceso nunca estábamos solas y nada era improvisado. Contábamos constantemente con el apoyo de nuestras profesoras, siempre nos ayudaban, aconsejaban y guiaban. Asimismo, las simulaciones de clases fueron clave como preparación previa. Éstas son una instancia de aprendizaje muy buena y útil para intervenir de la mejor manera.

Espero poder seguir tan bien como voy con mis futuras prácticas, siento que son una de las instancias más motivadoras para tener todas las energías de convertirme en una buena profesora. Son las prácticas en donde se aplica el contenido y por lo mismo, es la mejor manera de aprender y saber cómo enfrentarse realmente a un grupo grande de alumnos.