Con éxito se realizó actividad ¡Yo Puedo!

El pasado 6 de diciembre, se realizó en el Campus RESB de la UDD, la actividad ¡Yo Puedo! de la organización Design for Change, la cual reunió cientos de niños y jóvenes de nuestro país para compartir sus experiencias, celebrar el cambio, participar en actividades y disfrutar de visitas destacadas de Chile y el mundo.

DFC 06-12-15-7

Durante la actividad, los niños participaron en talleres de diversas temáticas, entre los que destacan el taller de Nuevas Rutas, taller de malabarismo de Hsing-Ho y el de comida saludable desarrollado por Pamela Muñoz.

Alumnas de la Facultad de Educación participaron como voluntarias en esta actividad, ayudando en la organización general a través de la atención a los niños y jóvenes, y apoyo logístico fundamental para el éxito del evento.

Natalia Allende, Fundadora y Directora Ejecutiva de Design for Change Chile, celebra la actividad: “no puedo más que agradecerle a todos los voluntarios el trabajo y dedicación que invirtieron en apoyarnos en nuestra Celebración Yo Puedo 2015. En esta experiencia inicial de celebración del cambio, del talento y capacidad de liderazgo y de inteligencia de nuestros niños y jóvenes, los voluntarios jugaron un rol fundamental”.

IMG_1372

Natalia Saavedra, Vicepresidenta del Centro de Alumnas de la carrera de Pedagogía en Educación Básica, participó como voluntaria, evaluando la actividad como “algo increíble, conocer la organización Design for Change fue una muy linda experiencia. Ver cómo los niños dirigían todo y como se desenvolvían perfectamente frente a los demás, haciéndose cargo de emprendimientos a lo largo del país en sus colegios, nos da a entender cuál es el futuro de hoy y qué se puede esperar de ellos. Esta organización saca lo mejor de los niños con el fin de mejorar el país y el mundo. Es un compromiso que hacen con las Naciones Unidas, para cumplir los objetivos que se esperan para el siglo XXI”.

Asimismo agrega que “me motivé a inscribirme cuando escuché del proyecto, como Centro de Alumnas nos interesó saber cómo lograban hacer estos emprendimientos y cómo llegaban a cambiar cosas que los niños veían como un problema, cuando nosotros, con ojos de adultos lo vemos distinto. Fue un desafío. Además, este tipo de actividades ayuda en mi desarrollo profesional ya que este es el futuro que nos espera a nosotras como futuras docentes. La educación hoy en día está tomando un giro de 360 grados. Ayuda a entender mejor las necesidades que ellos tienen, a darles protagonismo y creer en ellos. Un profesor del siglo XXI debe estar al tanto de cómo aprenden los niños hoy día”.

 

 

Compartir