Investidura de alumnas de primer año de Pedagogía en Educación Básica: lo que significa vestir el delantal

DSC_9104

¿Qué significa vestir el delantal y representar a la universidad? Esta fue la reflexión en la que se centró la primera ceremonia de investidura organizada por el Centro de Alumnas de Pedagogía en Educación Básica y la Facultad de Educación.

El pasado lunes 10 de agosto fue el día escogido para dar la bienvenida oficial a la generación 2015 de Pedagogía en Educación Básica, por parte de las autoridades de la Facultad y el centro de alumnas de la carrera.

En la ceremonia se invitó a dar su testimonio ligado a la vocación, a la egresada de la carrera, Bernardita Debesa, quien destacó en su discurso la importancia de marcar la diferencia como profesional y cómo esto se forma en las prácticas que propicia la universidad: “al imaginarnos nuestro futuro laboral como profesoras, tenemos en mente poder marcar una diferencia en la realidad que nos toque desenvolvernos […] Cómo planificar una clase completa en la que tenga preparado un “plan b” y ser flexible si la actividad no funciona como yo esperaba, atender los asuntos personales de los niños aludiendo a los conocimientos de los ramos de psicología o incluso ¡cómo hacer un blog gracias a las clases de computación! Las herramientas teóricas que me entregó la universidad, las he ido aplicando de forma frecuente en mi vida laboral y es lo que marca una diferencia con el resto de mis colegas: dejo mi sello”.

Luego de este testimonio, las autoridades de la carrera junto la directiva del Centro de Alumnas, les entregaron una a una a las alumnas de primer año sus piochas, las que simbolizan el compromiso que adquieren las alumnas por la vocación de ser profesor.

DSC_9082

Luego de ese momento, Yasna Jelincic, Directora de Pregrado de la Facultad de Educación, relató hitos de su vida personal que la marcaron y reafirmaron su decisión de comprometerse con “la profesión más importante”, como ella misma lo menciona. Yasna comentó sobre su experiencia en el colegio Puelmapu, establecimiento particular subvencionado de la comuna de Peñalolén, con un alto nivel de vulnerabilidad, con el cuarto SIMCE más bajo de la comuna, y cómo logró subir los índices a través del desafío de hacerse parte de la gestión de este colegio: “debo decir que al verlas, me da nostalgia al rememorar mis años de la universidad […] están en el mejor momento para conocer y decidirse por hacer un cambio en los establecimiento que más necesitan a un profesor que sea capaz de marcar la diferencia”.

Al finalizar la ceremonia, las estudiantes compartieron con las autoridades de la Facultad y sus compañeras del Centro de Alumnas. Claudia Calleja menciona que “me encantó la ceremonia, ya que fue muy íntima. Entre compañeras de generación somos unidas, entonces fue muy grato compartir este momento importante, además de poder conocer un poco más sobre las personas que componen la Facultad. Fue una experiencia muy buena”.

 

Compartir