El currículo nacional como plataforma para alcanzar equidad y calidad en la educación

Equidad y calidad son dos pilares fundamentales de todo sistema nacional de educación en sociedades democráticas. Según el informe de resultados PISA de 2012 “Excellence Trough Equity” (OECD, 2013), las desigualdades en la formación limitan el acceso a trabajos gratificantes y a buenos sueldos, así como el interés en participar y en vincularse con la sociedad. Aquellos ciudadanos bien preparados en cambio, “se ven a sí mismos como actores más que como objetos de los procesos políticos, y están más inclinados a confiar en los demás”.  Por su parte, la OECD plantea que los sistemas educacionales con altos índices de desempeño son aquellos que combinan equidad y calidad, es decir, que entregan a todos los estudiantes iguales oportunidades de tener una buena educación.

En un informe elaborado en 2012 sobre “Equidad y Calidad en la Educación” (OECD, 2012), la entidad sostiene que equidad y calidad son la clave para reducir el fracaso escolar, aspecto central a la hora de evaluar la cohesión social y la movilidad. El logro de estos principios “fortalece las capacidades de los individuos y de las sociedades de responder a las crisis, de contribuir al desarrollo económico y al bienestar social”, lo que significa que “invertir en educación de calidad y en igualdad de oportunidades para todos desde la edad temprana hasta al menos el fin de la enseñanza secundaria, es la política educacional más rentable”.

En Chile, la Ley General de Educación (LGE) hace explícita mención sobre adherir los principios de Equidad del sistema educativo y Calidad de la educación, como aspectos clave sobre los cuales se construye dicho sistema (artículo 3° LGE n°20.370). Sin embargo son el currículo nacional y las políticas curriculares nacionales las piezas clave en este cometido, ya que ambos instrumentos están directamente relacionados con el “capital cultural” –el conjunto de conocimientos, habilidades y valores- que es requerido y valorado por la sociedad para desenvolverse exitosamente en ella. Su obligatoriedad es clave para comprender su contribución a la equidad.

En este sentido, dos noticias debieran alegrarnos. La primera, que desde el año 2012 y tras publicar las Bases curriculares nacionales, el Ministerio de Educación puso a disposición de todos los colegios y escuelas de Chile, programas de inglés desde 1° hasta 6° básico. Al mismo tiempo, se hizo obligatoria la enseñanza de la Orientación de 1° a 4° básico, en tanto antes sólo existía desde 5° básico. Junto a ello, se definieron Estándares de Aprendizaje que permiten identificar qué tan adecuados están los estudiantes a los objetivos planteados en el currículo. Esto es también un poderoso instrumento en favor de la equidad, por cuanto ésta no solo implica igualar el acceso sino también las expectativas de desempeño de los estudiantes. La existencia de estándares nacionales de logro de aprendizajes curriculares, ejerce una presión sobre el sistema escolar a mantener altos niveles de calidad y altas expectativas sobre los estudiantes.

Sin duda todavía nos queda mucho que avanzar en equidad y más aún en calidad de nuestro sistema educativo. Es de esperar que las nuevas reformas educacionales apunten en la dirección correcta. Entre otros aspectos, esto implica velar porque ambas, equidad y calidad, vayan necesariamente de la mano, y comprender que una de las herramientas efectivas para su logro es mejorando las condiciones en las que se implementa el currículo, lo que pasa ciertamente por la formación de profesores capaces de llevar a la sala oportunidades de acceso a desafíos curriculares a todos los niños y jóvenes de nuestras escuelas y liceos. Esto es para nosotros como Facultad de Educación un imperativo, y trabajaremos sin descanso para cumplir este enorme desafío.

Josefina Santa Cruz
Decana Facultad de Educación
jsantacruz@udd.cl

Bibliografía utilizada
Cheng, Albert (2013). Do National Curricular Standards Ensure Educational Equity?, University of Arkansas. Disponible en: http://media.biola.edu/jsejournal/downloads/articles/do-national-curricular-standards-ensure-educational-equity.pdf
Hill, Dave, Helavaara, Leena (eds.) (2009). Equality in the Primary School: Promoting Good Practice Across the Curriculum. Inglaterra: Paperback, Hardback.
OECD (2013). PISA 2012 Results: Excellence trough Equity. Giving every student the chance to succeed, Volumen II, Publicaciones OECD.
OECD (2012). Equity and Quality in Education. Supporting disadvantaged students and schools, Publicaciones OECD.

 

Compartir