Pedagogía Básica y Programa de Formación Pedagógica recibieron acreditación

Por 5 y 6 años, respectivamente, fueron certificados los programas de la Facultad de Educación y Humanidades por la agencia Acreditadora de Chile.

Las carreras de Pedagogía en Educación de PárvulosPedagogía en Educación Básica y el Programa de Formación Pedagógica de la Universidad del Desarrollo fueron acreditados por 3, 5 y 6 años, respectivamente, por la agencia Acreditadora de Chile.

Para la directora de Pedagogía en Educación Básica, Trinidad Ríos, este logro ”es un estímulo para seguir trabajando con rigor y entusiasmo para entregar los mejores profesores a nuestro país”. En tanto, la directora del Programa de Formación Pedagógica, Pilar Mery, aseguró que “hemos logrado lo que otros han conseguido en décadas de trayectoria. Sabemos que la educación requiere profundos cambios y para ello es necesario comprometerse con amor, imaginación y convicción”. La directora de la carrera, Jimena Díaz, comentó que “esta acreditación es una certificación respecto a la calidad académica de la carrera y lo fundamental es que responde a la cultura de la autoevaluación y logro de la excelencia académica de la UDD”.

El subdirector de Educación y Humanidades, de la sede Concepción de la UDD, Víctor Berríos, explicó que el resultado de este proceso demuestra que “somos la mejor oportunidad en la región para los profesionales que desean ingresar al mundo de la Educación; un mundo que hoy necesita con urgencia nuevos actores, innovadores y exigentes, como los egresados de nuestro programa”.

Obtener la acreditación certifica públicamente los procesos y resultados de las instituciones de educación superior y de sus carreras, además de un aseguramiento de la calidad y seriedad de los programas académicos e instituciones de educación.

Esta noticia, según aseguró la decano de la Facultad de Educación y HumanidadesGloria Carranza, “da cuenta del notable esfuerzo que han puesto las directoras de cada carrera de pedagogía y sus equipos. Además, nos inspira a formar profesores que hagan la diferencia: profesionales de la educación líderes, competentes, que aprendan con nosotros el oficio de ser maestros  y transformen las aulas en espacios en los que hay rigor, poesía, mucha innovación y creatividad”.

Compartir